Foro-crónica: Lo viejo del 2019 y lo nuevo del 2020