Tensión en la provincia Duarte ante decisión del caso Emely Peguero




Llegó el día en que los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís deben revelar la decisión que han tomado en el caso por el asesinato de Emely Peguero, lo que mantienen en tensión a los munícipes de esta demarcación.

Ayer las autoridades enviaron un contingente policial desde Santiago a San Francisco para controlar cualquier disturbio que pueda ocurrir por el fallo, que está pautado para las 2:00 de la tarde.
El domingo los comunitarios de Cenovi, donde vivía Emely, realizaron una manifestación para demandar que se haga justicia por el asesinato de la menor, que al momento de su muerte estaba embarazada.

Aunque la manifestación del domingo fue pacífica, trascendió que la provincia Duarte estará atenta a la decisión de los jueces, y según integrantes del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo) “si no hay condena, habrá problemas en las calles”.
Están bajo la mira de la sociedad los jueces María de los Ángeles Concepción, Víctor Inoa y Carminia Caminero, quienes deben decidir la suerte de Marlon y Marlin Martínez, acusados por el asesinato.
Los tres magistrados tienen una decisión difícil que tomar, debido a la presión social que desde el inicio ha tenido el proceso judicial, que ha sido seguido a nivel nacional y en el extranjero a través de transmisiones en vivo de las redes sociales.
Los fiscales que llevan el caso, encabezados por la fiscal titular Smaily Rodríguez, aseguran que han logrado destruir la presunción de inocencia de Marlon y su madre Marlin Martínez. En ese sentido piden que Marlon sea condenado a 30 años como autor material del asesinato y Marlin sea condenada a 20 años de prisión por complicidad.